Organizar como actitud vital

Escrito por Enviado por Tulio el Dom, 04/10/2020 - 10:47
Organización veterinaria

Los veterinarios y la organización como actitud vital.

A menudo sentimos fatiga mental.
Si somos conscientes detenemos nuestra actividad, nos distraemos, caminamos un poco, nos despejamos y luego retomamos la tarea.
Pero…¿sabemos realmente cuando hemos llegado a nuestro límite?
En la actualidad se habla mucho de ritmos ultradianos para la organización del trabajo.
¿Que son estos ritmos?
¿Como se relacionan con nuestra productividad?
Existen estudios que relacionan la mayor productividad de cierta personas con ciclos de trabajo entre 50 y 90 minutos de trabajo con intervalos de 15 a 20 de descanso.
Y en este caso, “más” no es mejor, es una cuestión de eficiencia.
Una persona con un ciclo de trabajo más corto puede ser más eficiente que otra con ciclos más largos de trabajo.
El descanso resulta más efectivo si es una caminata al aire libre o, aunque menos efectiva, bajo techo.
Del mismo modo, y teniendo en cuenta que si nuestras horas de menor productividad coinciden con la marea alcalina post prandial (ni más ni menos que la elevación de bicarbonato en sangre después de comer) es interesante descansar de 20 a 40 minutos.
Una siesta en toda regla.
Sin duda, cada persona debe aprender a manejar estos ciclos de actividad para mejorar su efectividad.
Organizar nuestra actividad con sistemas como GTD (Getting Things Done) de David Allen o aplicaciones probadas como Todoist nos permiten implementar un nivel de  organización extraordinario a todo lo largo del día.
Estos métodos y aplicaciones nos ayudan a optimizar el uso de la energía mental, focalizando el pensamiento en la actividad principal, sin permitir que se activen vías colaterales del pensamiento en forma recurrente.
El famoso run-run.
Estos son sistemas aplicable a todo orden en la vida y los trataremos en profundidad a lo largo de distintos post.
No se trata solo de tener organizada la agenda en la clínica, se trata de tener organizado el día a día.
Y si, no es imposible, ni se trata de organizar hasta el último segundo, porque habrá espacios que nosotros decidiremos dejar a la improvisación.
Es factible organizar el trabajo mediante citas previas, enseñar al público la importancia del tiempo a través de una organización sistemática, ya no solo en la discriminación del tiempo de consulta, a una hora, día y semana determinada, sino a la distribución del tiempo empleado en esa consulta.
Una consulta organizada discurrirá a través de protocolos previamente establecidos, dentro de pautas que conduzcan a cumplir con una medicina basada en la evidencia a la que se arriba mediante un criterio de uso de POMVR, (Problem Oriented Medical Veterinary Record), de sus siglas en inglés, y “Registro Médico Veterinario Orientado a Problemas”, en español.
Es un método en medicina clínica, hipotético-deductivo, en el que el razonamiento puede ser registrado y fácilmente comprendido por otros veterinarios.
Es un proceso de recopilación de información sobre cada caso, con una clara y objetiva definición de los problemas permitiendo una elaboración sistemática de planes para el diagnóstico, pronostico, tratamiento y evaluación del progreso de los pacientes a lo largo del tiempo.
Esto redundara en mayor eficiencia de los equipos médicos, mayor confianza y también en un incremento de confianza y educación del cliente.
Este método explícito de razonamiento diagnóstico forma la base de la medicina basada en la evidencia aplicado a la medicina veterinaria.
Para esto nos ayudamos de un sistema SOAP.

¿Que significa el acrónimo SOAP?

1.- Subjetivo: Registramos como se siente el paciente según signos clínicos. Es información descriptiva hasta que puede confirmarse mediante pruebas. Estos datos se obtienen observando y analizando cómo se comporta el paciente, y que signos observamos durante la revisión.

2.- Objetivo: Registra datos como los signos vitales (pulso, presión arterial y peso), resultado de la exploración física, de las pruebas diagnósticas o de la historia clínica previa (vacunado / no vacunado por ej.)

3.- Análisis: A partir de los datos Subjetivos y Objetivos se puede iniciar una rutina diagnostica. Utilizando los datos previos para evaluar el estado del paciente mediante el análisis de la información obtenida con la posibilidad de diagnosticar lo que puede contemplarse, en este apartado el veterinario puede discernir las relaciones existentes entre los signos, síndromes y posibles tratamientos. Se puede generar una lista de problemas del paciente, enumerados en orden de importancia. Debe especificarse la fecha en que se identifica el problema y los problemas que se han detectado, así como las intervenciones previstas para resolver el problema o evitarlo y plantear el pronóstico de la misma.

4.- Plan: Se debe establecer un plan de tratamiento a seguir. (prescripción de medicamentos, procedimientos, cirugías).

El SOAP en medicina veterinaria refina la calidad de la atención si es correctamente redactado, unificar el lenguaje debe ser una meta de la medicina basada en evidencia.
Debemos tener en cuenta que no existe un SOAP único, una forma universal de escribirlo, pero dentro de una clínica u hospital debe existir la máxima afinidad de criterios a la hora de redactarlo.
El POMVR basado en un sistema SOAP es una herramienta tanto de instrucción como de evaluación para enseñar o practicar medicina basada en la evidencia porque pone en evidencia las habilidades de resolución de problemas clínicos pero además permite enseñar a estudiantes u otros clínicos, con evidencia, sin duda permite ayudar a nuevos clínicos y facilita el trabajo entre colegas.
El solo hecho de protocolizar las abreviaturas para que sean comunes en una institución ya es un gran avance.
Y esto contribuirá a hacer menos traumática la adopción, en el futuro inmediato, del protocolo SNOMED CT del cual hablaremos a continuación.

¿Qué es SNOMED CT?
SNOMED CT (Systematized Nomenclature of Medicine – Clinical Terms) es la terminología clínica integral, plurilingüe y codificada de mayor amplitud, precisión e importancia desarrollada en el mundo. SNOMED CT es, también, un producto terminológico que puede usarse para codificar, recuperar, comunicar y analizar datos clínicos permitiendo a los profesionales de la salud representar la información de forma adecuada, precisa e inequívoca.
La terminología se constituye, de forma básica, por conceptos, descripciones y relaciones. Estos elementos tienen como fin representar con precisión información y conocimiento clínico en el ámbito de la asistencia sanitaria.
SNOMED CT International incluye gran parte, pero no todo el contenido necesario para los registros de salud veterinaria y para las aplicaciones biomédicas y de salud pública relacionadas con los animales.
Se está desarrollando y manteniendo la extensión veterinaria de SNOMED CT (VetSCT) a fin de ampliar la SNOMED CT con contenidos adicionales específicos para los animales, alineados e integrados con la publicación internacional.
El Laboratorio de Servicios de Terminología Veterinaria (VTSL) de la Facultad de Medicina Veterinaria de Virginia Maryland, Virginia Tech, Blacksburg, Virginia, desarrolla y mantiene el VetSCT
A fin de garantizar la disponibilidad continua para las comunidades veterinaria y de salud pública, VetSCT se ha añadido a las fuentes del Sistema de Lenguaje Médico Unificado (UMLS)
Recapitulando, en el futuro habrá que usar un sistema de lenguaje médico unificado (UMLS) que será VetSCT y es una herramienta de apoyo al diagnostico clínico, así como un registro legal.
Sin duda el SOAP es una plantilla útil para escribir historias clínicas para cualquier caso, permitiendo desarrollar el POMVR usando un registro médico escrito, permitiendo abordar cada uno de los problemas identificados en un paciente o grupo de pacientes (hato, rebaño, manada por ej.) y trabajar en cada caso de una manera lógica.
El registro médico debe ser imparcial, proporcionando una revisión completa del caso.
El proceso de pensamiento debe ser evidente, en cada linea, para cualquiera que revise el registro.
El uso del POMVR mejora la comunicación entre los miembros de un equipo médico, optimizando la calidad de la atención y minimizando el potencial de redundancia y errores.
Sirve como un registro legal de los diagnósticos considerados, el tratamiento dado, las comunicaciones con los clientes y su razonamiento para cualquier acción (o inacción), por lo que es absolutamente prudente firmar todas las entradas.
En algunos sistemas de gestión se individualiza perfectamente las entradas e incluso existe un “log-report”que asegura aún más la veracidad de las acciones de cada usuario. (Registro de fechas, horas, borrados, etc)
Finalmente, durante la fase clínica de entrenamiento, el POMVR es una herramienta importante para los clínicos que revisan el desempeño, incluyendo base de conocimientos y habilidades de pensamiento crítico de quien lo redacta.
Es necesario ser exhaustivo y constatar de que las entradas reflejan lo que sabemos y cómo pensamos o discernimos.

Objetivos adicionales del POMVR "Académico": (para estudiantes y profesores)

Aprender y/o revisar la fisiopatología de cada problema.
Investigar/revisar los diagnósticos diferenciales (Ddfx /descarte) de cada problema.
Para integrar los datos (por ejemplo, los Ddfx más probables deberían aparecer en múltiples problemas; esto ayudará a determinar qué es más probable en este caso, y por qué).
Demostrar y registrar sus procesos de pensamiento para aquellos que deben evaluar sus habilidades clínicas.
En muchas clínicas privados que cuentan con veterinarios experimentados, es común hacer un SOAP del caso.

La primera entrada en un expediente médico para un nuevo caso o un caso del que acaba de hacerse cargo (por ejemplo, en un cambio de guardia o rotación) es una sección de resumen del caso con la anamnesis , el examen físico y la historia clínica previa (es decir, el estado actual del caso).
A continuación vendrá el SOAP según lo hemos descripto.


 

Etiquetas